Ventajas de las fachadas ventiladas

La fachada ventilada es uno de los sistemas más empleados actualmente en la construcción de edificios. Esto se debe a las grandes ventajas que las fachadas ventiladas ofrecen. ¿Quieres conocerlas? Te las explicamos todas con detalle. 

Primero de todo, es importante saber qué es la fachada ventilada. Se trata de un sistema de construcción que consta de un soporte, una cámara de aire, un aislamiento térmico y una capa de revestimiento. Todo ello le confiere unas características muy interesantes a este tipo de fachada. 

¿Cuáles son las ventajas de las fachadas ventiladas?

  • Aislamiento térmico: Se trata de un perfecto aislante térmico, gracias a su sistema de cámara de aire entre el revestimiento y el muro del edificio – el soporte. Tanto en invierno como en verano se consigue una temperatura óptima, ya que se genera una ventilación continua de la cámara. 
  • Aislamiento acústico: Las fachadas ventiladas son ideales para oficinas, escuelas o viviendas, ya que ofrecen un excelente aislamiento del sonido exterior. Con ello mejoramos la calidad del sueño, y también, evitamos la falta de concentración o el estrés generado por el ruido de la calle. 
  • Evita la condensación y la humedad: La cámara de aire existente entre el aislamiento y el revestimiento, genera el calentamiento del aire con respecto a la temperatura ambiente. Esto provoca un “efecto chimenea” y una ventilación continua de la cámara de aire. De esta forma, se logra una evacuación del vapor de agua, evitando la aparición de humedades en el edificio y mejorando el consumo energético al mismo tiempo. 
  • Eficiencia energética: Gracias a la cámara de aire y las características aislantes de este sistema constructivo, el ahorro de energía es mayor que en otro tipo de fachadas. Según los expertos, en las fachadas ventiladas se consigue un ahorro energético alrededor del 25 y el 40%, respecto a otros sistemas de construcción.  
  • Gran durabilidad y resistencia: Otra de las ventajas de las fachadas ventiladas, es la gran resistencia que ofrecen los revestimientos de hoy en día. Los revestimientos de las fachadas ventiladas pueden ser de diferentes tipos. Todos estos materiales hoy en día disponen de tratamientos que resisten a las inclemencias meteorológicas y que apenas precisan de mantenimiento ni limpieza. 
  • Revalorización del inmueble: Algo de lo que todavía no hemos hablado es el componente estético. Las fachadas ventiladas son modernas y elegantes. Tanto su buena estética como todas sus ventajas, hacen de la fachada ventilada un plus a la hora de adquirir un edificio o vivienda. 
  • Gran variedad en acabados: Se puede elegir entre una gran diversidad de materiales y acabados para el revestimiento de la fachada: piedra, cerámica, gres porcelánico, fenólico, composite, etc.

Muchas son las ventajas de las fachadas ventiladas. Por ello, seguramente este es uno de los sistemas de construcción preferidos por arquitectos y constructores. Ahora que ya conoces todas las ventajas, ¿te gustaría disponer de este tipo de fachada en tu inmueble?