Anclajes Puntuales

Los anclajes puntuales son aquellos que se fijan directamente en la fábrica. Estos aguantan todo el peso de las baldosas o piedras del revestimiento que van colocados sobre el muro portante. Se fijan al muro con taco químico o mecánico. Los anclajes de Grapamar destacan por su simplicidad de colocación,  resistencia y precio de mercado. Están fabricados en acero inoxidables AISI 304 y 316, cumpliendo así tanto con la normativa española como europea.

A la hora de la elección de los anclajes a fijar, se debe tener en cuenta el tipo de soporte de la fachada. Si la fijación del anclaje es mediante resinas epoxi en muros de hormigón, o resinas de poliéster en ladrillo macizo o perforado.

Si tienes dudas sobre los anclajes puntuales que debes escoger, no dudes en preguntarnos. La elección de ellos debe hacerse en base al tipo de aplacado, las cargas y las condiciones del viento. Todo ello es muy importante a la hora de escoger los anclajes y grapas.