La fachada amorterada o pegada es uno de los sistemas constructivos más usados en proyectos de edificación de todo tipo. Se trata de una técnica constructiva más económica que la fachada ventilada pero que ofrece un acabado de más calidad que un simple revoco.

Instalación de fachadas pegadas

Este tipo de revestimiento exterior se realiza pegando las baldosas de porcelana o piedra directamente sobre el enlucido del edificio. Para ello se emplea mortero y cola, determinando el espesor del chapado en función del clima a soportar y los anclajes de acero inoxidable que se van a incluir. El resultado es una fachada elegante que perdurará en el tiempo.

Tipos de fachadas pegadas

Los principales tipos de fachada amorterada son los de piedra natural y gres porcelánico.

Fachada pegada de piedra

Tradicionalmente la piedra natural ha sido un revestimiento usado para aportar elegancia y calidad, siendo actualmente uno de los más apreciados.

Más información
Fachada pegada de gres porcelánico

Las fachadas pegadas de gres porcelánico ofrecen un resultado moderno y destacan por su buen comportamiento ante agentes químicos y atmosféricos.

Más información

En Grapamar encontrarás un amplio abanico de anclajes de todo tipo, adaptados a las necesidades de tu proyecto. Todos nuestros productos cumplen con las normativas europeas exigidas. ¡No dudes en pedirnos información! Te asesoraremos en tu proyecto personalmente.